Paro 4 de mayo

No hay nada más provocador para un gobierno guerrerista que una manifestación pacífica. Velas contra balas, gases contra leche. La zozobra se mantiene y el paro continúa.
Después de la velatón y la chocolatada realizadas en la Plaza de Bolívar y el Parque Olaya, donde la ciudadanía se manifestaba pacíficamente, el esmad y las motos de la policía arremetieron violentamente. En el sector de centenario y CAI de San Nicolás quedaron casquillos de bala en el piso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.